20.6 C
Resistencia
21 junio, 2024

Volvía de la Marcha del Orgullo en La Rioja y una patota lo atacó a golpes: “Mientras lloraba, ellos se reían”

Facundo Sayavedra había ido a luchar por sus derechos y terminó herido por un grupo de hombres que amenazó con matarlo a pocas cuadras de su casa. “Sentí que perdía todo”, expresó a TN.

Agustina Sturla

29 de noviembre 2023, 05:50hs

Volvía de la Marcha del Orgullo en La Rioja y una patota lo atacó brutalmente. (Foto: Gentileza Facundo Sayavedra)

Volvía de la Marcha del Orgullo en La Rioja y una patota lo atacó brutalmente por su orientación sexual. (Foto: Gentileza Facundo Sayavedra)

El viernes se llevó a cabo la 14° Marcha del Orgullo en La Rioja y toda la comunidad LGBT salió a las calles en defensa de los derechos adquiridos. Facundo Sayavedra fue con sus amigos y, como había sido una linda jornada de lucha, decidieron ir a un bar céntrico. Sin embargo, toda la alegría se esfumó cuando regresaba a su casa. Eran cerca de las 9.30 del sábado, faltaban cinco cuadras para llegar y venía escuchando que un grupo de hombres le gritaba desde la otra vereda. “Puto, sucio, te vamos a matar”, repetían y decidió no darle importancia hasta que sintió un golpe en la nuca que lo desestabilizó.

Ya en el piso, suplicaba a sus agresores que frenaran. Incluso, reconoció a uno de los hombres y le dijo “pará, soy yo”; pero sus pedidos fueron en vano y enfurecieron a la patota que continuaba pateando en todo el cuerpo al joven de 28 años hasta que perdió el conocimiento. Segundos después, todos desaparecieron y Facundo quedó solo y herido.

Leé también: Manu sufrió dos agresiones en dos semanas por su identidad de género: “La sociedad no ve lo que atravesamos”

“Cuando vuelvo en sí, no entendía nada. Me levanto, llego a un almacén y pido ayuda. Ellos llamaron a la policía y ahí vino la ambulancia para atenderme”, contó en diálogo con TN.

Finalmente, fue asistido y quedó en observación el sábado por la intensidad de los golpes. Hoy ya está dado de alta, pero tiene traumatismo de cráneo con dos coágulos, toda la cara inflamada, raspones en todo el cuerpo y mucho dolor en las costillas y pecho: “Parecía que me habían revolcado por todo el piso, estaba lleno de tierra. Yo tengo una discapacidad en el oído derecho desde los 2 años y en medio de la golpiza les pedí que no me pegaran en el oído porque ¿te imaginas perder el otro oído?”.

Así quedó el joven atacado por una patota. (Foto: Gentileza Facundo Sayavedra)

Así quedó el joven atacado por una patota. (Foto: Gentileza Facundo Sayavedra)

Pasaron algunos días, pero la sensación de bronca e impotencia no sale de su cuerpo: “Tengo miedo, no quiero salir a la calle porque el agresor que reconocí está suelto y es del barrio”. De acuerdo a su testimonio, se trataría de Rodrigo “Roli” Celada, un vecino de la zona con antecedentes penales.

“Salió hace dos meses de la cárcel. Yo nunca tuve problemas con él, lo cruzaba a veces. En un momento lo vi de frente, lo distinguí y le pedí que parara, pero no me dio tiempo a nada”, precisó Facundo y dijo que a los otros no los reconoció: “En el tumulto vi como a siete. Fue breve, pero horrible, nunca me imaginé que podría pasar esto en pleno día”. A su vez, dijo que es una zona poco transitada y que no hay cámaras de seguridad que puedan ayudar a identificar a los otros atacantes.

De hecho, el joven estudiante de Derecho posteó en sus redes sociales lo que había sucedido y está seguro de que las tías de Celada lo vieron: “Las tengo agregadas porque nos conocemos desde hace muchos años y me tienen cariño. Pero nadie me escribió, lo encubren”.

Leé también: La dura denuncia de la familia de la oficial que murió tras una práctica en la Vucetich: maltratos, moretones y desmayos

Sayavedra realizó la denuncia en la fiscalía y espera que en los próximos días haya novedades: “Tiene que tomar su curso la investigación. Ahora me tengo que presentar ante el perito forense para adjuntar en el expediente los informes médicos. Tengo en claro que voy a ir hasta las últimas consecuencias”.

“Cuando le explicaba al fiscal lo que había pasado, preguntaba por qué esta gente está libre. Están permanentemente haciendo daño”, planteó.

Uno de los lemas bajo el cual se marchó el viernes tiene que ver con “rechazar los discursos y acciones de odio hacia la comunidad”, algo que quedó totalmente fuera de lugar con el triste episodio que sufrió Facundo.

Facundo había ido con su grupo de amigos a la Marcha del Orgullo en La Rioja. (Foto: Gentileza Facundo Sayavedra)

Facundo había ido con su grupo de amigos a la Marcha del Orgullo en La Rioja. (Foto: Gentileza Facundo Sayavedra)

“La semana anterior estuve en Buenos Aires luchando por nuestros derechos porque siempre uno lucha por los derechos. En el medio de la paliza, sentí que perdía mis derechos y mi dignidad, todo. Mientras yo lloraba, ellos se reían cuando me golpeaban”, narró.

Asimismo, manifestó: “Me dan ganas de llorar cuando me veo al espejo, estoy todo desfigurado. No saben el dolor físico y psicológico. Destruyen familias. Mi mamá estaba desesperada, corrió y vino a ver si estaba bien. Mi papá, en ese momento, me dijo ‘estuviste cerca de que te mataran’ ”.

Leé también: Mucho más que unos tacones altos: cómo funciona la cooperativa de zapatos trans que revoluciona el diseño

Su familia quedó sumamente preocupada por este violento hecho y le sugirieron que no saliera, sabiendo que estas agresiones en el último tiempo se multiplicaron. “Tengo mi vida de estudiante, de amigos. No voy a dejar de salir, pero no puedo ser feliz porque esta gente te lo prohíbe”, lamentó.

“Seguimos desprotegidos y vulnerables para que nos sigan violentando. No podemos caminar tranquilos en las calles. Quiero que esto no quede en la nada y que los responsables paguen por lo que me hicieron”, cerró.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS