12.2 C
Resistencia
15 julio, 2024

La disputa de PP y Vox por los menores mantiene en el aire el reparto

Cada vez se estrecha más el camino que conduce a un posible apoyo del PP al reparto de menores migrantes no acompañados desde Canarias a otros territorios del Estado. No ya solo a la reforma de la ley de extranjería que regularía de forma permanente esa distribución obligatoria, sino incluso a la fórmula de la “solidaridad voluntaria” que se ha aplicado hasta ahora aunque de forma muy operativa. Si hasta este lunes el PP seguía sin aclarar su posición, mirando de reojo a las advertencias que le llegaban desde Vox, su socio de gobierno en cinco comunidades autónomas, y acercando su discurso en materia migratoria al partido liderado por Santiago Abascal, la nueva vuelta de turca dada por el dirigente ultraderechista supone casi un ultimátum con vistas a la conferencia sectorial de Infancia y Adolescencia de este miércoles en Tenerife donde el Estado y los territorios abordarán esta cuestión.

Abascal y otros líderes de Vox ya habían advertido al presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, de manera más o menos indirecta, de las consecuencias en sus relaciones del apoyo popular a reparto de menores. Hasta en dos ocasiones la formación ultra había amagado en los últimos días con romper los pactos en las regiones donde cogobiernan, Murcia, Extremadura, Castilla-León, Aragón y Comunidad Valenciana, sin que los populares respondieran de una forma clara. Este lunes Abascal ha ido más allá en su presión hacia el PP en las vísperas de la cumbre de Tenerife y ha anunciado de una manera mucho más explícita y determinante que Vox dará por rotos esos acuerdos en las regiones donde ambas formaciones son socios de gobierno.

“Se considerarán rotos todos los gobiernos regionales que no utilicen todos los medios políticos y legales para evitar la distribución de ‘menas’ y, por tanto, la distribución de la inseguridad, por toda España”, ha asegurado el líder ultra. “Si en el PP en algunas de esas regiones quiere sentarse a pactar con (Pedro) Sánchez sobre eso, que nos lo diga. No es problema… o sí es problema», ha asegurado tajante. Abascal ha insistido en que no van a aceptar “ningún tipo de reparto” en las comunidades autónomas en las que gobiernan, y que si el PP lo hace abandonarán los Ejecutivos “inmediatamente”. “No seremos cómplices ni de los robos, ni de los machetazos, ni de las violaciones”, argumentó Abascal en un tono muy duro y enfatizando en los matices más xenófobos de su partido.

El líder de Vox, Santiago Abascal.

El líder de Vox, Santiago Abascal. / Eduardo Parra – Europa Press

Vox rechazo el reparto de niños

Las declaraciones del presidente de Vox dan a entender claramente que la advertencia de romper los pactos con el PP no es solo en relación con el posible apoyo popular a la reforma de la ley de extranjería que han pactado Canarias y el Estado, sino también a cualquier otro acuerdo que se produzca en la sectorial de Infancia y Adolescencia respecto a mantener la “solidaridad voluntaria” que suponga nuevas derivaciones de chicos y chicas migrantes a las regiones en las que gobiernan juntos. Vox recuerda en este sentido que ya estuvo a punto de hacerlo en Aragón en octubre pasado cuando se trasladaron 13 menores desde Canarias a esa comunidad autónoma”. Una situación como esa a partir de ahora, según dijo Abascal, supondría la ruptura inmediata del acuerdo en la comunidad que asumiera la tutela de migrantes menores.

La subida de intensidad en la advertencia de Vox sigue sin ser respondida claramente por el PP. Tampoco por el propio Feijóo, que este lunes la ha pasado por alto y ha evitado una confrontación con Abascal, insistiendo, sin embargo, en sus críticas a lo que considera ausencia de una política migratoria por parte del Gobierno central. Así, durante una comparecencia en Barcelona, Feijóo ha acusado al Ejecutivo de Sánchez de no tener política migratoria y de abandonar a las autonomías en pleno debate sobre el reparto de menores migrantes.

“El Gobierno ni tiene política migratoria ni soluciona, sino que crea este tipo de problemas y tiene abandonados al diálogo a las comunidades autónomas. No habla con ellas, no se reúne con ellas y, tras pedir durante mucho tiempo, parece ser que el miércoles tendrán la primera reunión para ver cómo se aborda el problema”, ha señalado el líder del PP en una referencia a la sectorial de Tenerife que no despeja la posición del partido ni de las comunidades que gobierna.

Capacidad instalada

Aunque aseguró que “las comunidades autónomas pondrán a disposición del Gobierno central y sobre todo del Gobierno de Canarias su capacidad para atender a los menores”, sigue vinculando esta recepción por parte de las regiones del PP a su capacidad de acogida, obviando que la propuesta de reforma legal impone también otros criterios de reparto. “Dentro de la capacidad instalada de los centros de menores en las comunidades autónomas, las comunidades son solidarias y reciben a los menores. Fuera de sus centros y fuera de la capacidad instalada, me imagino que tendrán dificultades para poder atender a los menores como se merece», afirmó el líder del PP.

Feijóo sigue sin referirse al hecho de que el PP canario sí apoya la reforma de la ley de extranjería y el reparto obligatorio de los menores migrantes ahora tutelados por el Gobierno de Canarias, y mantiene un lenguaje muy ambiguo respecto a lo que harán sus comunidades, o a la posición que defenderá el PP en el Congreso cuando la propuesta de reforma legislativa llegue al Congreso, probablemente en un pleno el próximo día 23. Feijóo asegura que cada una de las regiones que gobiernan defenderá sus propias posiciones y que no hay consigna previa por parte de la dirección nacional. Dice que no sabe qué sucederá en la cumbre tinerfeña del miércoles, pero que siempre “se ha sido solidario” con Canarias en la recepción de menores cuando “hay la capacidad para recibirles, tutelarles y cuidarles”, aduciendo en todo caso que “nadie puede dar lo que no se tiene” en referencia a la saturación de las capacidades de acogida que ya se da en esas comunidades y a la exigencia al Gobierno para que garantice una ficha financiera para sufragar los costes que las nuevas acogidas supondrán para los territorios.

Aunque ni él ni ningún otro dirigente se ha referido a la propuesta del portavoz parlamentario, Miguel Tellado, sobre el uso de la Armada frente a las costas africanas para evitar la salida de cayucos y pateras rumbo a Canarias, tampoco la han desautorizado. Más bien todo lo contrario, porque en privado señalan que la medida cuenta con el aval de la dirección nacional del partido.

Albares: “Errático PP”

Desde el Gobierno central, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha asegurado “dudar mucho” de que Feijóo “deje de lado al señor Abascal como socio”, resaltando que, de hecho, “en materia migratoria un día el señor Feijóo dice una cosa y al otro, cuando el señor Abascal le llama y le amedrenta, dice otra distinta”. Según él, esto ocurre “porque el señor Feijóo no tiene ninguna política migratoria para España”. “Nosotros apostamos por una migración legal, ordenada, segura y humana. Nosotros tenemos una política migratoria que está siendo muy eficaz, y frente a ello lo único que oigo son falsedades y exabruptos de Vox y una no política errática del PP”, ha sentenciado en una entrevista en La Sexta..

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS