26.1 C
Resistencia
13 junio, 2024

Cordis pica en punta con novedosa tecnología para el implante de marcapasos

Synchromax
Se trata de un invento desarrollado por un grupo de investigadores argentinos, que permite evaluar la sincronía cardíaca y de esta manera optimizar el funcionamiento de los marcapasos y demás dispositivos implantables. Representa un salto significativo para ciencia médica, estableciendo nuevos estándares al analizar la sincronía eléctrica del corazón. Synchromax funciona de manera similar a un equipo de electrocardiogramas, es portátil y fácil de usar 

El doctor Alejandro Ventura con su par Daniel Ortega, inventor y desarrollador del Synchromax.
El doctor Alejandro Ventura, jefe del Servicio de Arritmias y Marcapasos de Cordis, explicó: «El Synchromax, cuya idea y desarrollo fue llevada adelante durante muchos años de trabajo e investigación por un equipo liderado por el doctor Daniel Ortega, electrofisiólogo de la Clínica San Camilo de Buenos Aires, fue ganando reconocimiento en el ámbito médico, no sólo en Argentina sino también en varios países de Sudamérica como Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, y además Canadá y algunos países europeos» .  En cuanto al tiempo que hace que dicha tecnología para el implante de Marcapasos está disponible, Ventura señaló que «en Cordis lo estamos utilizando desde hace 4 años, siendo una de las pocas instituciones en el país que disponen del método. Hemos publicado en varios congresos y revistas médicas nacionales e internacionales, nuestra experiencia con más de 150 pacientes, con resultados muy favorables». 

Su principio es simple, está basado en el procesamiento de señales eléctricas del corazón, mediante un software exclusivo, proporcionando dos curvas que representan la actividad eléctrica del septum y de la pared lateral del ventrículo izquierdo, y un Índice de Sincronía. La información es fácilmente interpretable precisa y correlacionada con métodos invasivos, marcando una forma rápida y eficiente de evaluar la sincronía eléctrica del corazón.

«El corazón funciona como una bomba hidráulica impelente de sangre, cada una de sus cuatro cavidades se contraen en tiempos diferentes, dicha secuencia de contracción es fundamental para su adecuado funcionamiento, y todo ello depende de una correcta y sincrónica activación eléctrica. La pérdida de dicha secuencia (disincronía interventricular) deteriora la función cardíaca y puede producir insuficiencia en casos severos. Poder evaluar la sincronía antes y después del implante de los marcapasos, ha sido un desafío constante hasta la llegada del Synchromax, por lo cual se convirtió en una herramienta esencial tanto para electrofisiólogos como para cardiólogos clínicos y cirujanos cardiovasculares «, explica el especialista.

Además, consultado sobre si esta tecnología está disponible para todos los pacientes y obras sociales, indicó: «Si, absolutamente, todos los marcapasos que se implantan en Cordis se colocan con esta técnica. El principal beneficio durante el implante es facilitar la elección de qué sector del corazón es mejor para fijar los catéteres de marcapasos diferenciando zonas perjudiciales de zonas más favorables, evitando así riesgos de futuras intervenciones para reubicar catéteres, ofreciendo a los profesionales y pacientes una herramienta invaluable para mejorar la calidad de vida y prevenir complicaciones a largo plazo».

Equipo de colocación de marcapasos liderado por el doctor Ventura en el Cordis.
El Synchromax no solo beneficia a los pacientes al ser un método de diagnóstico no invasivo, sino que también reduce el tiempo quirúrgico, la exposición a Rayos X y la necesidad de controles adicionales. En tal sentido, mejora la calidad de vida de los pacientes al prevenir efectos adversos a largo plazo.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS