30.7 C
Resistencia
13 junio, 2024

Alumnos de un colegio religioso planeaban secuestrar y violar a sus compañeras

“Yo voy a agarrar a la F… y a la V… y las voy a descuartizar”, así eran algunos de los mensajes que se enviaban, jocosos, un grupo de alumnos del colegio San Juan Evangelista del barrio de La Boca, en la Ciudad de Buenos Aires, haciendo referencia a sus compañeras de curso. El martes, directivos de la institución se enteraron de los hechos que se veían planificando desde marzo.

Esta última semana, las alumnas del colegio revelaron cómo un grupo de siete compañeros amenazaban y planificaban secuestrarlas y violarlas. Los mensajes cargan una violencia extrema que van desde “pegarle patadas en la cara” y «descuartizarlas» hasta “tirarlas al río para después violarlas”. Para cumplir con su cometido las iban a “atar con el cable de auricular”.

“Vamos a llevarlas a abajo de un puente, cagarlas a piñas y violar mientras le pegamos patas en la cara”, decía uno de los chats. El grupo se había creado para organizar partidos de fútbol y llevaba el nombre de «Mamadelamama«. En total, hacían referencia a seis compañeras del curso, algunas docentes y a una hermana de uno de los implicados, que tiene 13 años.

En una de las capturas, uno de ellos proponía enviarles los videos al papá de una de las victimas, «para que vea como violo a la hija y me de plata». Los adolescentes prometían grabar todas las atrocidades que pretendian hacer. «Le vamos cortando fetas de cu.. para un sanguchito de jamón y queso. La hacemos mierda», escribió uno de ellos entre risas.

Mientras la noticia iba ganando notoriedad en la comunidad educativa, uno de los acusados posteó una historia a Instagram, etiquetando al resto del grupo, y escribió en una imagen en donde se los veía tras las rejas: “Yo con los pibes mañana loco. Soy re violín y no me importa la cana y la p… directora del colegio me la re chu.. put..”

«Una charla de valores»

Nos dieron una charla de valores después de lo que pasó. Una de las mamás de los chicos dijo que solo era un chat de hombres. Tengo amenazas de que me iban a cagar a palos. No estoy bien psicológicamente”, aseguró una de las chicas involucradas a Clarín, quien prefirió no dar su nombre por temor a represalias.

Fuentes cercanas a las victimas aseguraron que el grupo de chicos «siempre tenían comentarios muy machistas». «Las chicas están con miedo porque los chicos tienen posibilidad de matricularse el año que viene. Van a tener que compartir el curso. Es preocupante porque hablan como si lo fueran a hacer, o como si lo hubiesen hecho, o con muchos conocimientos de cómo hacerlo«, indicó.

El martes, la institución envió un comunicado a las familias notificando a la comunidad educativa sobre la existencia de los chats, “cuyo contenido es altamente ofensivo y manifiesta violencia de género hacia compañeras de distintos años, docentes y familiares de estudiantes”.

En el documento señalan que elevaron el caso a la Supervisión de Dirección General de Enseñanza Privada (DGEGP) y el Consejo del Niño, Niña y Adolescente (CNNyA) y citaron a los familiares de los acusados y de las víctimas.

“Como escuela salesiana, comprometidos en el cuidado de niños, niñas, adolescentes y jóvenes que participan de nuestra Obra, pedimos a todas las familias que conversen con sus hijos e hijas para reflexionar sobre el cuidado de la vida y el respeto de los demás. Para prevenir estas situaciones, como Comunidad Educativa Pastoral, debemos comprometernos en la promoción de valores como la solidaridad, el compañerismo y el respeto”, escribieron.

Las victimas aseguraron que el colegio les notificó que dos de los implicados fueron expulsados. No obstante, desde el colegio, aseguraron a este diario que decidieron que los implicados tomen clases de manera virtual, pero no descartan que tomen la decisión de expulsarlos. “Además, los mimos chicos no dijeron que hay un integrante del chat que no pertenecía a la institución y fue el que incitaba a ir por más”.

MI

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS